aceitevirgen.es.

aceitevirgen.es.

Cómo preparar patatas fritas con aceite de oliva

Cómo preparar patatas fritas con aceite de oliva

Introducción

Las patatas fritas son uno de los platos más populares en todo el mundo. Sin embargo, la mayoría de las personas no sabe cómo prepararlas correctamente con aceite de oliva. Este aceite es ideal para las patatas fritas porque tiene un alto contenido en ácido oleico, que le confiere una gran estabilidad al calor y una textura crujiente y dorada a las patatas. En este artículo, te enseñaremos a preparar patatas fritas con aceite de oliva de manera fácil y rápida.

Elección de las patatas

El primer paso para preparar patatas fritas con aceite de oliva es elegir las patatas adecuadas. Las mejores variedades son las que tienen alto contenido en almidón, como la patata Maris Piper o la King Edward, ya que absorben menos aceite y quedan más crujientes. Las patatas deben estar frescas, firmes y sin magulladuras.

Pelado y cortado

Una vez que hemos elegido las patatas, el siguiente paso es pelarlas y cortarlas. Es importante que las patatas estén bien peladas y lavadas para evitar que se quemen en el aceite. El corte también es importante para conseguir unas patatas fritas uniformes y crujientes. Lo ideal es cortarlas en tiras de unos 6 mm de grosor y unos 5 cm de largo.

Precocido de las patatas

Antes de freír las patatas, es importante precocerlas brevemente. Para ello, las colocamos en una olla con agua fría y sal y las llevamos a ebullición durante unos 5 minutos hasta que estén un poco tiernas pero aún firmes. El objetivo es conseguir que las patatas se cocinen uniformemente, pero sin ablandarse demasiado.

Secado de las patatas

Una vez cocidas, es importante escurrir bien las patatas y secarlas con papel de cocina para evitar que suelten agua sobre el aceite caliente al freírlas. De lo contrario, el exceso de humedad provocará que las patatas se ablanden y no queden crujientes. Asegúrate de que las patatas estén completamente secas antes de freírlas.

Frito de las patatas

El momento de freír las patatas es crucial. Es importante que el aceite esté bien caliente antes de introducir las patatas en él. El aceite de oliva debe estar a una temperatura de entre 175 y 185 grados centígrados. La mejor manera de comprobar si el aceite está listo es introducir un trozo de patata en él. Si burbujea intensamente, el aceite está en su punto.

La importancia del aceite de oliva

El aceite de oliva es esencial para conseguir unas patatas fritas crujientes y doradas. Su alto contenido en ácido oleico hace que sea mucho más resistente al calor y que no se descomponga a altas temperaturas. Además, su sabor es más suave que el de otros aceites, por lo que no enmascara el sabor de las patatas.

Servir las patatas

Una vez que las patatas están doradas y crujientes, es importante escurrirlas bien para retirar el exceso de aceite y salarlas ligeramente al gusto. Las patatas fritas se deben servir calientes y se pueden acompañar con una salsa de tu elección, como mayonesa, ketchup o salsa alioli.

Conclusión

Las patatas fritas con aceite de oliva son un plato delicioso y saludable que puedes preparar fácilmente en casa. Con los consejos que te hemos dado en este artículo, conseguirás unas patatas fritas crujientes y doradas sin necesidad de utilizar aceites menos saludables. ¡Anímate a prepararlas y sorprende a tus invitados con esta deliciosa receta!